¿LO SABíAS?
La producción de sal en Ibiza se inició con la llegada de fenicios y cartagineses, y se ha mantenido activa hasta hoy.

La producción de sal en Ibiza se inició con la llegada de fenicios y cartagineses, y se ha mantenido activa hasta hoy.


La producción de sal en Ibiza es ancestral. Su explotación se inició con la llegada de fenicios y cartagineses, continuó con los romanos, y aunque no hay constancia escrita de ello se supone que siguió con los vándalos y los bizantinos. En el siglo X llegaron los árabes, y de ellos provienen las primeras noticias que constatan la explotación salinera durante su permanencia en la isla. Y por documentos anteriores a la conquista catalana se sabe que algunas ciudades-estado italianas ya comerciaban entonces con la sal de Ibiza.

Con la conquista catalana en 1235, los señores feudales obtuvieron el reparto de los beneficios derivados de las salinas y de la venta de sal. Pero pocos años después se estableció que el producto también debía beneficiar a la comunidad de Ibiza y a sus habitantes, que podían extraer sal para venderla libremente a cambio de pagar un impuesto. La sal significaba riqueza para la isla, y de hecho fue la principal fuente de financiación de su órgano de gobierno local, la Universitat.

En 1709, las salinas se arrendaron al mercader genovés Joan Baptista Visconti, que las explotó hasta que, finalizada la guerra de Sucesión, Felipe V se apropió de ellas "por derecho de conquista”. En 1871 fueron vendidas a un particular, y actualmente están explotadas por la empresa Salinera Española SA.




lineasVolverlineas





PATRIMONI A LES ILLES BALEARS · Agència de Turisme de les Illes Balears (ATB), Conselleria de Turisme i Esports · Illes Balears Institut d'Estudis Balearics Illes Balears