¿LO SABíAS?
A mediados del siglo XIV Formentera quedó despoblada, y no volvió a repoblarse hasta finales del siglo XVII, cuando Carlos II concedió a Marc Ferrer media legua de bosque en la isla, las tierras de La Mola y Es Carnatge.

A mediados del siglo XIV Formentera quedó despoblada, y no volvió a repoblarse hasta finales del siglo XVII, cuando Carlos II concedió a Marc Ferrer media legua de bosque en la isla, las tierras de La Mola y Es Carnatge.


Marc Ferrer fue un barbero ibicenco de la segunda mitad del siglo XVII. Como consecuencia de su actividad mercantil, promocionó socialmente y pasó a ser integrante del estamento de la oligarquía de la Universidad de Eivissa.
En 1691 fue a Valencia para abastecer de trigo la isla de Ibiza. Un malentendido con el vendedor provocó su aprisionamiento, después de haber conseguido embarcar la mercancía. Como compensación, entre 1694 y 1699 le fueron otorgadas tierras en Formentera, que comportaron la repoblación de la isla por parte de familias provenientes de Ibiza.

La culminación del poblamiento quedó manifiesta con la edificación de la Iglesia de Sant Francesc Xavier, entre 1726 y 1738, ya que la primitiva capilla de Sa Tanca Vella —erigida en el siglo XIV— había quedado insuficiente para acoger la población.




lineasVolverlineas





PATRIMONI A LES ILLES BALEARS · Agència de Turisme de les Illes Balears (ATB), Conselleria de Turisme i Esports · Illes Balears Institut d'Estudis Balearics Illes Balears