RUTAS >
buscador

EL MODERNISMO EN PALMA. Itinerario por los edificios más emblemáticos


El Modernismo supuso un fenómeno de renovación cultural y artística que marcó la Europa de transición entre los siglos XIX y XX, e incidió ampliamente en la arquitectura y en las artes decorativas. Palma no es una excepción y alberga en su interior auténticas joyas del modernismo que se alzaron como consecuencia de este espíritu estético e innovador. Edificios como el Gran Hotel, Can Casassayas o Can Forteza Rey aportan la nota colorista a la austeridad impuesta por los casales del centro histórico. En este itinerario visitaremos los edificios más significativos del modernismo en Palma.

 

Descripción:

El Modernismo fue un fenómeno de renovación cultural y artística, de difusión internacional, que marcó el período de transición entre los siglos XIX y XX. En el movimiento confluyeron iniciativas de diferente procedencia que compartían la voluntad de construir una cultura moderna y cosmopolita, válida para la nueva situación socieconómica y política surgida como consecuencia del éxito de la Revolución Industrial, el auge del comercio y el bienestar económico de la burguesía. El movimiento adoptó diversas denominaciones con sus características particulares en los diferentes países europeos.
Palma, Sóller y Lluc fueron los núcleos de localización modernista más importantes de Mallorca. La eclosión del Modernismo en Palma coincide con los años de gestación y aprobación del Plan del Ensanche proyectado por el ingeniero y urbanista Bernat Calvet. A principios del XIX, Palma —como otras ciudades españolas— mantenía en lo esencial la estructura del siglo XVII, encerrada en el monumental anillo de sus murallas. A mediados del XIX comienza a sentirse la necesidad de derribar las murallas, lo que se empezó a llevar a cabo en 1902.
El tardío derribo provocó que el centro histórico de Palma y sus inmediaciones siguiesen siendo el núcleo central y lugar de residencia de la nueva clase burguesa emergente como una de las promotoras del movimiento modernista, y por tanto donde se levantaron buena parte de las obras más importantes de este estilo.



159-5936_IMG.jpg159-5944_IMG.jpg159-5975_IMG.jpg159-5982_IMG.jpg159-5984_IMG.jpg

01.Can Corbella


El Modernismo en Palma
Itinerario por los edificios más emblemáticos


El Modernismo fue un fenómeno de renovación cultural y artística, de difusión internacional, que marcó el periodo de transición entre los siglos XIX y XX. En el movimiento confluyeron iniciativas de diferente procedencia que compartían la voluntad de construir una cultura moderna y cosmopolita válida para la nueva situación socioeconómica y política surgida como consecuencia del éxito de la Revolución Industrial, el auge del comercio y el bienestar económico.

El movimiento adoptó diversas denominaciones con sus características particulares en los diferentes países europeos: Art Nouveau en Francia y Bélgica, Modern Style en Inglaterra, Jugendstil en Alemania, Sezession en Austria y Liberty en Italia. En España el Modernismo se desarrolló casi de modo exclusivo en el área catalana. Su extensión a todo el ámbito de lengua catalana se explica por dos razones coincidentes: el hecho político y cultural de la Renaixença movimiento de reivindicación y recuperación de la lengua y la cultura catalana, así como la influencia cultural de la metrópoli de Barcelona.

El Modernismo llega a Mallorca como reflejo de lo que estaba ocurriendo en Cataluña a través de los arquitectos catalanes más destacados del movimiento: Gaudí, Domenech i Montaner, Rubió y Raspall. Estos se trasladaron a la isla en un momento determinado para realizar algún encargo, y sus obras no presentan grandes diferencias con lo que estaban haciendo en Cataluña.

Palma, Sóller y Lluc fueron los núcleos de localización modernista más importantes de la isla. La confluencia de diferentes factores económicos y culturales, la industrialización y un incipiente turismo, propiciaron la promoción de iniciativas renovadoras. La eclosión del Modernismo en Palma coincide con los años de gestación y aprobación del Plan del ensanche proyectado por el ingeniero Calvet.

La generación modernista de arquitectos mallorquines como Gaspar Bennàssar, Jaume Alenyar, Francesc Roca y Guillem Reynés, muy influenciados por el movimiento catalán, beberán también de las influencias internacionales que combinarán con los historicismos de finales del siglo XIX (neogótico o neoárabe), que en Mallorca perdurarán durante los primeros años del siglo XX. La corriente Art Nouveau, de influencia francesa y belga, de formas ondulantes y florales, se alterna con la secessionista austriaca, de formas más rectilíneas y con una clara tendencia a la geometrización.

Can Corbella (finales del XIX-principios del XX)
Plaza de Cort, 6
Autoría: Nicolás Lliteras
Estilo: Historicista. Transición hacia el modernismo
Tipo de edificio: vivienda plurifamilar

Can Corbella es uno de los ejemplos más representativos de la etapa premodernista, que tuvo en el neomudéjar una de las principales formas de expresión. Tipológicamente responde a una vivienda plurifamiliar reformada en los últimos años del siglo XIX según el proyecto del maestro de obras Nicolás Lliteras. Es el resultado de una reforma que unificó tres fachadas. La planta baja destinada a comercio es de arcos de herradura y vidrieras de colores. Sobre ella, la fachada se articula en tres pisos superiores, rematada con una planta retranqueada siguiendo la alineación original de los edificios, y coronada por una pequeña torre octogonal. El elemento más singular es la solución de la fachada, que se superpone a la edificación previa como una piel y se construye completamente de madera. Hasta 1985 albergó la Droguería Corbella, que dio nombre al edificio. Recientemente ha sido objeto de una reforma interior que ha sustituido muchos de los elementos originales.

02.Parlament - Antiguo Círculo Mallorquín


Parlament-Antiguo Círculo Mallorquín (Reforma en 1913)
C/ Conquistador, 11
Autoría: Miquel Madorel i Rius
Estilo: modernista
Tipo de edificio: sede del antiguo Círculo Mallorquín

El edificio del actual Parlament de les Illes Balears tiene su origen en el siglo XIX, y nace como resultado de dos procesos. Por un lado, de la urbanización de los terrenos del antiguo convento de Santo Domingo, afectado por la desamortización, y por otro, de la unificación, en 1851, de dos de los tres casinos que existían en Palma en la segunda mitad del siglo XIX, el Casino Balear y el Liceo Mallorquín. Nació así el Círculo Mallorquín, sede social de la burguesía mallorquina de la época.

El Círculo Mallorquín fue sede de conferencias, reuniones, conciertos y audiciones de música de cámara. El músico Antoni Noguera (1858-1904) era el alma de las reuniones y actividades musicales, y el primero en estudiar el folclore musical mallorquín.

Tras el concurso realizado en 1898 para llevar a cabo la ampliación del edificio, la obra se adjudicó al arquitecto catalán Miquel Madorell i Rius, pero el inicio de las obras se retrasó hasta 1913, de ahí que el aspecto de la fachada presente unas características que están más cerca del eclecticismo que del modernismo. El edificio ocupa un solar con fachada a dos calles. La de Palau Reial mantiene el pórtico del siglo XIX, obra del arquitecto Antonio Sureda. En cambio, la fachada de la calle Conquistador se rehizo completamente con una composición simétrica con motivos de la arquitectura ecléctica más propia de finales del siglo XIX. La ornamentación modernista se sitúa en los elementos florales decorativos de ventanas, columnas y capiteles. En el interior destaca la Sala de las Cariátides, antiguo salón de baile, decorada por el pintor Ricard Anckerman en la década de 1880, la biblioteca, el salón Montenegro, el antiguo ascensor, el antiguo comedor-fumador, etc. Las obras finalizaron en 1918. Desde 1982 es la sede del Parlament autonómico.

03.Edificio Paraires


Edificio Paraires
C/ Paraires, 27
Autoría: Francesc Roca i Simó
Estilo: modernista
Tipo de edificio: vivienda

Los tres edificios siguientes de la ruta son obra del mismo arquitecto: el mallorquín Francesc Roca i Simó. A continuación, podremos observar la progresión de este estilo en este autor, que como la mayoría de arquitectos locales curiosamente cursó estudios de arquitectura en Madrid y no en Barcelona.

Es ejemplo de la tendencia modernista influenciada por la corriente Secessionista vienesa, caracterizada por las líneas rectas y geométricas, el esquematismo decorativo y la ausencia de la decoración floral. Se trata de un edificio de tres pisos y planta baja, en donde destaca la combinación de los materiales, con el predomino del vidrio, la piedra y el hierro forjado de los balcones. Destaca la verticalidad de la estructura y la decoración del mirador. Está basada en la repetición lineal de los balcones con vidrieras de colores en la parte superior.

04.Can Roca


Can Roca
C/ Sant Nicolau, 36
Autoría: Francesc Roca i Simó
Estilo: modernista
Tipo de edificio: vivienda

Nos encontramos ante uno de los primeros edificios modernistas en donde podemos apreciar la utilización de cerámica en la fachada. El origen de esta cerámica es desconocido, probablemente de Valencia. En 1897 nace en Palma la primera fábrica de cerámica, que se denominó La Roqueta. Fue fundada en 1897 por Pedro Juan Aguiló Forteza, apodado Cetre. Se ubicó a las afueras de la ciudad en Son Espanyolet, cerca del arrabal de Santa Catalina. Destaca la labor llevada a cabo en el campo de la decoración aplicada a la arquitectura con la azulejería y musivaria (trencadís). Su importancia radica en ser la única fundación de este tipo en la isla. Su presencia se constata por primera vez en el edifico del Gran Hotel (1901-1903). A partir de ese momento, las producciones de la fábrica afectarán a la arquitectura. Azulejería, musivaria, piezas cerámicas decorativas y utilitarias, objetos escultóricos, etc., invadirán el ámbito cotidiano en el fin de siglo.

05.Can Casasayas y Pensión Menorquina


Can Casasayas (1908-1910) Pensión Menorquina (1909-1911)
Plaça del Mercat, 13-14
Autoría: Francesc Roca i Simó, arquitecto/ Guillem Reynés
Estilo: modernista
Tipo de edificio: vivienda plurifamilar

Se trata de dos edificios proyectados simultáneamente y de idéntica composición, conocidos como casa Casasayas y Pensión Menorquina, separados por una calle estrecha (C/ Santacília) sobre la que se había previsto un paso voladizo de unión que nunca llegó a realizarse, por decisión municipal. Los dos edificios fueron realizados con un año de diferencia con una cronología que abarca los años 1908-1910 y 1909-1911. Can Casasayas fue destinada a vivienda plurifamiliar con local comercial en la planta baja.

Ambos edificios presentan soluciones parecidas, tanto en su distribución interior como en las fachadas. Los dos constan de planta baja y cuatro pisos en los cuales todas las habitaciones se encuentran situadas en la fachada, permitiendo una perfecta iluminación del interior. El tratamiento de las fachadas es idéntico en ambos casos y viene determinado por el carácter modernista de las mismas comprometidas en la tendencia Art Nouveau. La influencia gaudiniana, especialmente de la Casa Batlló, se nota en los arcos parabólicos de las aberturas y en el tratamiento ondulante del edificio.

Los materiales utilizados son el hierro forjado, en los balcones, la madera de las persianas adaptadas a la forma ondulante de la fachada y la piedra de marés. La decoración, a pesar de ser escasa, es de gran originalidad, basada en detalles estilizados de flores en las columnas o mariposas, etc. Se aprecian las iniciales JCC (Josep Casasayas Casajuana) en la fachada del edificio de la derecha, que hacen referencia al propietario y promotor.

La dirección de las obras de la Pensión fue acabada por Guillem Reynés, ya que en 1909 Francesc Roca i Simó se trasladó a Argentina, donde proyectó un gran número de obras influenciadas por un modernismo catalán.

06.Forn Fondo


Forn Fondo 1911
C/ Unió, 15
Estilo: modernista
Tipo de edificio: vivienda plurifamiliar y comercio

Es un edificio plurifamilar, que por sus características se puede situar en la línea de la corriente secessionista vienesa. El trabajo en hierro de los balcones es totalmente geométrico, y sobre las ventanas aparecen elementos decorativos realizados en piedra. En líneas generales es una decoración muy lineal. Solamente encontramos motivos florales en el trabajo realizado en hierro de la fachada de la pastelería que ocupa el local comercial, que se combina con el vidrio pintado y la madera del letrero. Es un buen ejemplo de la pervivencia del modernismo en la actualidad.

07.Gran Hotel


Gran Hotel 1901-1903
Plaza de Weyler, 33
Autoría: Lluís Domènech i Montaner / Jaume Alenyà
Estilo: modernista
Tipo de edificio: Hotel. En la actualidad es la sede de la Fundació Cultural La Caixa.

El Gran Hotel, promovido por el empresario mallorquín J. Palmer, fue construido entre los años 1901 y 1903, según el diseño del arquitecto catalán Lluís Domènech i Montaner, cuando éste se había convertido en el arquitecto de moda, el preferido de la burguesía. Las obras fueron dirigidas por el arquitecto municipal Jaume Alenyà. Es la primera obra modernista realizada en Palma de Mallorca y constituye, tanto por su repertorio decorativo como el edificio en su conjunto, una de las primeras manifestaciones de Art Nouveau introducido por el modernismo catalán, debido a la inexistencia a principios del siglo XX de un modernismo local elaborado por arquitectos locales. Representa el convencimiento de que el turismo iba a ser uno de los principales agentes de desarrollo económico de la isla.

Por lo que se refiere a la estructura, encontramos dos elementos transcendentales: por un lado, la manera de resolver los espacios arquitectónicos, y por otro la utilización magistral de los nuevos materiales. Originalmente el edificio contaba con un sótano donde estaban ubicados los dormitorios del personal y las dependencias de servicio, una planta baja con salones (uno para hombres y otro para las mujeres) y comedores, donde la utilización de pilares y columnas para sustentar el peso del edificio permitía conseguir un gran espacio interior y una mejor iluminación; y cuatro pisos superiores donde se encontraban las habitaciones, orientadas al exterior para conseguir una perfecta iluminación interior.

Contaba además con algunos de los avances tecnológicos de la época que eran símbolo de confort: ascensor, servicios higiénicos en las habitaciones, calefacción y electricidad. La existencia de la electricidad suponía el uso de timbres, teléfonos, etc.

En cuanto al diseño de las fachadas, destaca el carácter autónomo dado a la zona de confluencia de ambas fachadas, ornamentada con bellos balcones redondos, así como el repertorio decorativo a base de ornamentos florales, humanos, animales y heráldicos; el hierro forjado y la cerámica policroma de influencia hispano-árabe, utilizada por primera vez en las islas. Todo este conjunto ornamental, ilustra el lenguaje de Domènech y, por extensión, del modernismo catalán. El elemento floral y vegetal se extiende a lo largo de todo el edificio, sobre balaustradas, capiteles y molduras.

Este edifico tuvo diferentes funciones. Proyectado como hotel, fue también polvorín durante la Guerra Civil, y en 1942 fue reformado para alojar las oficinas del Instituto Nacional de Previsión. Esta intervención supuso la mutilación de parte de la fachada, cegándose las arcadas de la planta baja y modificándose la distribución interior. Actualmente, gracias a una rehabilitación fiel al proyecto original, realizada en 1992, ha recuperado todo su esplendor.

Hoy es la sede de la Fundación Cultural La Caixa, que además de exposiciones temporales acoge la colección antológica del pintor modernista Hermen Anglada Camarasa, a través de la cual es posible contemplar la evolución de su obra a lo largo de las diferentes etapas en que se desarrolló.

08.Forn des Teatre


Forn des Teatre
Plaza de Weyler, 9

Puede considerarse como uno de los ejemplos más interesantes de la influencia del modernismo catalán aplicado a la decoración exterior de un local comercial. Su interés radica en el trabajo realizado en madera, creando una serie de paneles que enmarcan los vanos del escaparate, formando ondulaciones que recuerdan motivos vegetales y florales. También aparecen elementos zoomórficos: un dragón dorado sobre la puerta, y un águila dorada sobre la ventana.

09.Almacenes El Águila


Almacenes El Águila (iniciado en el año 1908)
Plaza del Marqués del Palmer, 1
Autoría: Gaspar Bennàzar, arquitecto
Estilo: modernista
Tipo de edificio: edificio comercial

Los almacenes El Águila fueron proyectados por Gaspar Bennàzar y Jaume Alenyà en 1908. Su función comercial hizo que tuvieran que adoptarse soluciones adecuadas para conseguir el máximo aprovechamiento espacial e iluminación interior. A tal efecto, destaca el uso del hierro tanto en la estructura compartida en planta baja con Can Forteza-Rey, que permite un mayor aprovechamiento del espacio, como en los elementos decorativos.

El resultado es una fachada con grandes aberturas que llaman la atención y favorecen la entrada de la luz exterior. El edificio recoge elementos modernistas de la tendencia vienesa en cuanto a la planimetría de la fachada y la geometría de la composición. El motivo central del edificio con arco de medio punto, el tratamiento ornamental del mismo y la coronación del conjunto recuerdan la estación de metro Karlplatz de Viena, proyecto del arquitecto Otto Wagner, precursor del movimiento secessionista vienés.

10.Can Forteza-Rey


Can Forteza-Rey (concluida en 1909)
Calle Monges, 2
Autoría: Lluís Forteza-Rey, orfebre
Estilo: modernista
Tipo de edificio: vivienda plurifamiliar

Proyecto de su promotor y propietario el orfebre Lluís Forteza-Rey. Por sus características responde a la tendencia modernista de Art Nouveau, que excepcionalmente prolonga la decoración estilística de la fachada al diseño interior, haciendo muestra de una fuerte influencia del modernismo catalán, especialmente de algunas obras de Gaudí (Casa Batlló y Parque Güell). Lluís Forteza-Rey debió probablemente conocer a Gaudí, aunque sólo fuera por el hecho de que su padre, Josep, era el orfebre de la Catedral (recordemos que coincide con las obras de reforma que Gaudí estaba realizando en la Catedral). Se trata de un edificio originalmente destinado a viviendas de cinco plantas, del cual Forteza-Rey realizó la decoración interior y el proyecto de fachada. Llama la atención la profusa decoración escultórica en las tribunas y miradores, superpuesta al lienzo de pared de temas vegetales, florales y animales, destacando una cara monstruosa flanqueada por dos dragones alados situados en el segundo piso. A ello, debe sumarse la riqueza del tratamiento decorativo donde predomina la utilización de azulejos policromos fragmentados (trencadís) y dispuestos de forma irregular.

11.Antigua Casa de las Medias


Antigua Casa de las Medias, 1906
C/ Colom, 11
Autoría: Atribuida a Lluís Forteza-Rey, orfebre
Estilo: modernista.
Tipo de edificio: vivienda y taller

Lluís Forteza-Rey proyectó y dirigió en 1906 las obras de adaptación de su taller en la calle Colom, lo que conocemos como la Antigua Casa de las Medias, en las que reformó tanto el interior como el exterior del local. Es un edificio de cinco plantas con local comercial en la planta baja. Los materiales que utiliza en su ornamentación son: la piedra en la planta baja, baldosa vista hasta la segunda planta y una textura rugosa en el resto de la fachada.

La decoración está basada en los plafones de madera con molduras curvilíneas y de carácter vegetal, el trencadís bajo los balcones y los plafones circulares de cerámica de la Roqueta. Llaman la atención los dos balcones del cuarto piso de planta triangular.



  • Datos de Interés
if (!empty($datos_contacto)) { echo "

".$datos_contacto."

"; } ?>
  • Dirección de la entidad organizadora

Consejería de Turismo. Instituto de Estrategia Turística. Carretera de Valldemossa Km 7,4. Parc Bit. 07121 Palma

  • Duración

2 horas aproximadamente.

  • ¿Cómo llegar? google

Bus:
2, Plaça de Cort
15, 25 Plaça de la Reina
15, 25, 46, 7, 3 Plaça de Joan Carles I
www.emtpalma.es

  • Horario de visitas

Horario itinerario: (consultar calendario www.itineraris.org)

  • Precio

Adultos: 10 €
Pensionistas y estudiantes: 5 €

Descuentos:
50% tarjeta verde.
www.balears-sostenible.com
Menores de 12 años: gratuito.

Esta ruta incluye la visita al interior de la Fundación Cultural “La Caixa”.

  • Recomendaciones

Otros edificios de interés:
Ciudad alta: Can Barceló (1902-1904), Plaza de Quadrado 9, Antiguo Banco de Crédito Balear, C/ Palau Reial 17.
Ciudad baja: Can Coll (1906-1907), Plaça de la Llotja 3.
Ensanche: edificio Can Gaietà Segura (bar Cristal), Plaça d'Espanya 7, edificio Can Maneu, Puerta de Sant Antoni, edificios C/ San Miguel, 58 y 60.
Barrio Santa Catalina: ferretería La Central C/ Sant Magí 37, Hostal Cuba C/ Sant Magí 1, Can Pujol C/ Pou 24. Can Quetglas C/Quetglas 5.

  • Web Externas

www.gaudiallgaudi.com

  • Imprescindible en la zona

La Catedral. Entre 1903 y 1914 el arquitecto Antonio Gaudí realizó importantes intervenciones en la Catedral de Mallorca, que hoy pueden admirarse.

Can Marquès.
En la calle de Can Sanglada de Palma se encuentra esta antigua casa señorial, que sufrió reformas importantes en los siglos XIX y XX, como la caja de escalera de estilo modernista.

  • Biografía

Gaspar Bennàssar i Moner.