RUTAS >
buscador

CASAS SEñORIALES DE CIUTADELLA . Viaje al corazón de la nobleza


Hubo un momento en que la nobleza terrateniente fue- o quiso ser- la protagonista de ese punto de la historia de Ciutadella. Corrían los siglos XVIII y XIX, y proliferaban en las calles del centro de la ciudad magníficos palacios, a cual más bello y ostentoso; unos palacios que a día de hoy siguen levantando nuestra incrédula vista hacia sus fachadas al pasear por la ciudad: Can Saura, Can Salort, Can Vivó… auténticas joyas arquitectónicas que reviven el pasado británico de la isla mezclado armónicamente con el estilo isleño.

Un poco de historia

A medida que las transformaciones sociales y económicas, iniciadas a finales del siglo XVII, se fueron consolidando en la Menorca inglesa del siglo XVIII, las familias nobles y terratenientes de Ciutadella construyeron grandes casas haciendo alarde de su preeminencia social y poder económico. La mayoría de ellas son fruto de una compleja evolución y del agrupamiento de casas preexistentes. En algunas ocasiones, se produjo una profunda reforma que modernizó las casonas con un único tratamiento que vincula el espacio exterior con el interior. En otros casos, mucho más numerosos, solamente se llega a unificar la fachada.

La dominación inglesa influyó en el arte menorquín, especialmente en la arquitectura civil y en el mobiliario. En las casas señoriales de Ciutadella, la influencia inglesa se pudo combinar felizmente con la italo-mallorquina. Esto quiere decir que los avatares políticos de Menorca en el siglo XVIII han logrado hacer de la misma un interesante muestrario de diferentes estilos europeos, fundidos armónicamente en una tierra de cultura milenaria.

La mayoría de las casas señoriales de Ciutadella son de época tardía, desde el siglo XVIII, hasta las primeras décadas del XIX. Tienen un estilo propio e inconfundible en el cual se combinan la influencia mallorquina pura, con la italo-mallorquina de las loggias y con la anglopalladiana de los frontones.

Aunque estas casas nobiliarias presentan gran variedad arquitectónica y ornamental, en todas existen dos elementos principales de gran importancia que aportan prestigio a la construcción y son muestra del prestigio de su linaje: un vestíbulo de entrada con bóvedas de arista, dispuesto como espacio público, que se encalaba y repasaba regularmente a lo largo del año, y una gran escalera de honor de diferentes tramos, cubierta por una cúpula lucernario, que da acceso a la planta noble y actúa al mismo tiempo como distribuidor de salas.

Tienen también a menudo, en el interior de la manzana en la que están situados, un jardín cerrado en la parte posterior de la casa. Eran fundamentalmente espacios privados escondidos detrás de la fachada que articulan todo el conjunto del edificio.

DSCN0057.jpgDSCN0060.jpgTORRE-SAURA-5.jpgDSCN0048.jpgDSCN0020.jpgDSCN0055.jpgDSCN0006.jpg

01.Plaza del Born (Ayuntamiento)


La plaza del Born está presidida por el Ayuntamiento, el Teatro, Cas Comte de Torresaura, Can Salort, Can Vigo y la iglesia de San Francisco. Bornear quiere decir combatir a caballo en un campo cerrado. De aquí el nombre de Born dado a las plazas de armas, donde en el pasado los caballeros se ejercitaban en los juegos ecuestres, y donde tenían lugar los torneos y justas medievales. Por ello, las ciudades de los territorios de habla catalana que eran capital y residencia de caballeros tenían su Born respectivo: Barcelona, Palma de Mallorca y Ciutadella. Aunque no tiene que ver con los torneos medievales, cada año tiene lugar en la plaza del Born de Ciutadella, la tarde del 23 de junio, el llamado caragol des Born, uno de los actos centrales de las fiestas ecuestres de Sant Joan.

El origen de la plaza del Born arranca a principios del siglo XIV, cuando el rey Jaime II inició el amurallamiento de Ciutadella en 1303. En sus inicios debió ser un baldío extenso, limitado por el antiguo palacio del rais menorquín al este, el convento de franciscanos al sur, el alcázar islámico (al qasr) al oeste y la muralla del puerto al norte. Posteriormente, el rey Pedro el Ceremonioso ordenó unir el alcázar a la muralla de la ciudad. Inicialmente el Born era un espacio rectangular que se extendía de norte a sur. De todo ello no quedan vestigios en la actualidad. La apariencia actual del Born data de fines del siglo XIX, cuando se incorporó a la plaza el antiguo huerto del gobernador, se construyó el teatro sobre el solar que ocupaba un cuartel de caballería (1875) y se finalizaron las casonas nobiliarias que ocupan el costado oriental. El Ayuntamiento, que ocupa el solar del antiguo Real Alcázar, es en su mayor parte del primer cuarto del siglo XX, incluida la fachada, de estilo historicista.

En el centro de la plaza se levanta un gran obelisco construido en 1857 para conmemorar el asalto y saqueo de la villa en 1558 por las tropas otomanas del almirante Piali Pachá, y la férrea resistencia que ofrecieron los ciudadelanos reforzados por otros muchos habitantes de la isla.

02.Plaza del Born (Can Vivó)


Esta casa está situada en la fachada poniente de la plaza del Born, que junto a Can Salort y Can Torre Saura forman el gran conjunto arquitectónico señorial que preside la plaza. Anteriormente se le denominaba Can Vigo, por ser ésta la familia que lo construyó. La fachada actual pertenece al siglo XX y moderniza una composición de gran monumentalidad y fuerte carácter italiano, posiblemente del siglo XIX. La fachada fue estucada y las aberturas principales recibieron una decoración de arquitectura figurada, con portales dintelados, coronamientos con frontones, etc. La reforma respetó los balcones, pero los dos extremos fueron convertidos en miradores cerrados de vidrio, y el estuco fue sustituido por un nuevo revestimiento pintado de color rojo.

03.C. Major (Can Salort)


Esta casa fue construida por encargo de Don Pedro Martorell i d'Olives, en 1813. Hoy es propiedad de la familia Salort. Se pueden ver los escudos de ambas familias decorando las bóvedas del vestíbulo de entrada. En la calle Mayor muestra su fachada principal severa y maciza, donde el frontón liso remata en una composición simétrica excesivamente horizontal. La alternancia de las oberturas, además de enfatizar el cuerpo principal del edificio, acentúa la importancia de la fachada, disponiendo sobre los portales a pie de tierra unas ventanas rectangulares y sobre las aperturas de los balcones unos ojos de buey. La fachada de la plaza del Born recibe un tratamiento inusual en la arquitectura menorquina: la transformación de la planta principal en un impresionante mirador. Esta galería o loggia, con reminiscencias italianas, está formada por tres arcos a doble altura separados por pilastras de orden jónico, abierta y de una gran ligereza y composición.

La planta sigue el esquema de otros casales menorquines del XIX. En su interior encontramos un majestuoso zaguán, escalinata con cúpula, grandes ventanales sobre un jardín interior y vastos salones decorados con mobiliario de la época.

04.C. Major (Cas Comte de Torresaura)


Can Torre Saura, junto con Can Salort, definen la salida de la calle Mayor a la plaza del Born. Ambas casas forman el conjunto urbano neoclásico más impresionante de Menorca. Más que cada casa por sí sola, sorprende el conjunto formado por las dos fachadas neoclásicas que recorren a lo largo de los cincuenta y cinco metros, la estrecha calle Mayor, de 5,5 metros, para abrirse ostentosamente a derecha e izquierda a la plaza del Born.

Can Torre Saura es la casa señorial más impactante de las casas señoriales de Ciutadella, tanto por sus dimensiones —ocupa tres cuartas partes de la manzana—, como por su concepción, y es el ejemplo más depurado de la arquitectura neoclásica civil.

La casa es fruto de sucesivas reformas y ampliaciones, a diferencia de la de Salort, que responde a una acción más unitaria. Aunque presente un tratamiento homogéneo de la fachada y de sus partes más representativas, su distribución interior es a menudo muy complicada y relata la irregularidad de sus orígenes. Fue construida según los planos del arquitecto Ildefonso Hernández, al que se debe también la fachada del Teatro Principal de Maó, a partir de 1839. En esta casa residió la reina Isabel II durante su visita a Menorca, en 1860.

05.Plaza de la Catedral, 7 (Ca n’Olivar)


Fue iniciada en 1633, cuando Bernat Olives adquirió las casas situadas delante del portal mayor de la iglesia de Santa María, hoy Catedral, con la intención de edificar su residencia. Se la conocía como la casa de davant l’església. Como sucede en otras casas de Ciutadella, se formó a partir del derribo de un grupo de casas más pequeñas, proyectándose un casal que, junto con el de Torre Saura, ocupa prácticamente toda la manzana entre la Catedral y el Born.

La planta se estructura condicionada por la simetría del cuerpo principal de la fachada, en medio de la cual se encuentra la puerta de entrada a la casa. El espacio de entrada también está centrado, y la escalera, ligeramente desplazada y con una gran claraboya, conduce al primer piso, donde se recupera otra vez la simetría con la gran sala que da a la plaza y salitas a ambos lados. La sucesión de salas, con techos pintados y decoración de época, sigue a lo largo de la calle del Mirador, donde se forma una gran terraza que rompe la continuidad de la fachada.

Su interior está espléndidamente decorado con muebles, pinturas y grabados de época que configuran un conjunto de gran riqueza e interés.

06.C. del Bisbe (Palacio Episcopal o Cal Bisbe)


El edificio fue proyectado por el arquitecto Francisco Sánchez y se inició en 1798 para dotar de una residencia digna al obispo de la isla (el obispado había sido restaurado en 1795). Su construcción implicó la remodelación del espacio urbano colindante, incluida la apertura de la calle. A nivel de planta se organiza en un cuerpo rectangular en torno a un patio de honor con una escalera monumental. La fachada presenta una estructura de vanos coronados alternativamente por frontones triangulares y semicirculares. El proyecto inicial, inspirado en los grandes palacios italianos dieciochescos, preveía una gran fachada que debía prolongarse hasta el muro de la catedral. No obstante, sólo se terminó la mitad de la fachada, por lo que la puerta de ingreso —flanqueada por sendas columnas—, que debía ocupar una posición central, se halla en realidad en una posición excéntrica.

07.C. Sant Sebastià 18 (Can Squella)


La planta de este edificio se encuentra encajonada en la trama urbana menos modificada de Ciutadella. Se organiza en un solar totalmente irregular y parece que surja de la ampliación de un núcleo originario más antiguo. El esquema distributivo se apoya, como es habitual en esta tipología de edificios, en el espacio de entrada, la escalera —con una artística barandilla de hierro forjado—, y las salas nobles. La casa Squella aporta a la arquitectura de las casas señoriales de Ciutadella dos elementos de gran interés: la concepción y desarrollo de la escalera y el tratamiento formal de la fachada.

La fachada sustituye la pesadez y severidad compositiva de otras casas por una fachada barroca italianizante, propia de los palacios del Piamonte, estucada con colores terrosos, única entre los casas señoriales de Ciutadella. Otra característica de la fachada son las cuatro cariátides que sostienen las pilastras.

08.C. del Seminari, 5 (Can Saura Morell)


Can Saura se levanta de nueva planta y ocupa toda una manzana. El antiguo casal fue demolido y rociado con sal porque el caballero Joan Miguel Saura i Morell encabezó en 1706, durante la guerra de Sucesión, la insurrección menorquina contra Felipe V. Los ingleses, después de 1708, para premiar la mediación de este caballero a favor del Archiduque y en contra de los borbones, le costearon y edificaron una nueva casa.

Se trata de una construcción de gran unidad por el tratamiento homogéneo dado a las diversas fachadas. Tanto las aberturas con arco de la planta baja como el volumen que sobresale del tejado son añadidos recientes que distorsionan una lectura global.

09.C. del Seminari, 9 (Museo Diocesano)


El Museo Diocesano de Menorca, está ubicado en las diferentes dependencias del antiguo Convento de San Agustín de Ciutadella. Éste quedó deshabitado tras las leyes de desamortización de Mendizabal en 1835, pasando a ser propiedad del Estado, hasta que en 1858 el edificio volvió nuevamente a manos del obispado de Menorca que lo destinó a seminario diocesano.

Hasta 1619, el primitivo convento de San Agustín estaba ubicado en el puerto, trasladándose en esta fecha a su actual emplazamiento. El edificio del convento, de estilo barroco, fue construido entre los siglos XVII y XVIII. Destacan el claustro con arcos de medio punto y la iglesia de Nuestra Señora del Socorro, de puro estilo herreriano, inspirada en la de San Felipe el Real de Madrid, perteneciente también a la orden agustina y construida en el mismo periodo. El interior de la iglesia fue decorado con frescos a comienzos del siglo XIX. También destaca el magnífico órgano barroco construido por Josep Casas i Soler en 1794.

10.C. del Santíssim, 7 (Cas Duc o Can Martorell)


Es propiedad de los Marqueses de Albranca y se conoce popularmente como Cas Duc, por ostentar la misma familia el título ducal de Almenara Alta. La gran sencillez y uniformidad de la fachada del edificio contrasta con su planta, producto de la anexión de diferentes casas. Presenta una fachada de extremada severidad, es lisa y desnuda, solamente animada por el ritmo repetitivo de los balcones de peana curvilínea, y coronada por un ático formado por una sucesión de ventanas de arco apuntado al estilo de las casas señoriales mallorquinas.

El espacio de la escalera vuelve a ser un elemento clave en la concepción del espacio interior. Se repite el recorrido de la escalera bajo un techo luminoso hasta llegar al pasillo superior, que conduce a la gran sala. En este caso son seis salas perfectamente conservadas y amuebladas, en las que existe una interesante muestra de pinturas murales de la Ciutadella del siglo XIX.

11.C. del Santíssim, 2 (Can Saura)


Se mandó edificar por el caballero Mossèn Gaspar Saura i Pons, y fue construida por el mallorquín Joan Amorós. Durante casi todo el siglo XVII y principios del XVIII los maestros de obras que construyeron los mejores edificios menorquines procedían de Mallorca. La familia Amorós, de reconocido prestigio, procedente de esa isla, introdujo las tendencias italianas que imperaban en ese momento en Mallorca, debido a la presencia de artistas italianos que trabajan en la isla, los frecuentes viajes a Italia de los artistas locales y la constante estancia de comerciantes italianos en Mallorca. Actualmente es propiedad del Ayuntamiento de Ciutadella, que lo está habilitando para convertirlo en museo y centro cultural.



  • Datos de Interés
if (!empty($datos_contacto)) { echo "

".$datos_contacto."

"; } ?>
  • Dirección de la entidad organizadora

Consejería de Turismo. Instituto de Estrategia Turística. Ciutadella

  • Duración

2 horas aproximadamente

  • ¿Cómo llegar? google

Información transporte público Menorca:
- Autobuses Torres.
Tel.: 902 075 066
http://www.e-torres.net

- Transporte Menorca, S.A.
Tel.: 971 360 475
www.tmsa.es

- Autos Fornells
Fornells:
Tel.: 686 93 92 46 / 696 92 58 08
Es Mercadal:
Tel.: 971 154 390
www.autosfornells.com

  • Horario de visitas

Todos los viernes de mayo a octubre
10 h. español / catalán
12 h. inglés / alemán

  • Precio

6 €
Descuentos:
Jubilados, estudiantes y grupos
de más de 20 participantes: 3 €
Menores de 12 años gratuito.

El itinerario incluye la visita
al Museo Diocesano de Ciutadella.

  • Web Externas

www.ciutadella.org

  • Imprescindible en la zona

Fiestas de Sant Joan. Por las fiestas de Sant Joan, 24 de junio, la ciudad celebra sus fiestas de caballos engalanados montados por elegantes jinetes. Una tradición antigua que cada año se renueva.

caldereta de langosta.
En las inmediaciones del puerto de Ciutadella abundan los buenos restaurantes donde degustar la excelsa caldereta.

  • Otras direcciones de interés

OIT Aeropuerto de Maó
Tel.: 971 157 115