RUTAS
buscador

CAMí DE CAVALLS. Descubrir Menorca a pie

CAMí DE CAVALLS

Descubrir Menorca a pie

  • Visitas
  • Descripción de la ruta
El mar, desde tiempos remotos, ha sido el portador de las buenas y malas noticias. Así, tanto el comercio, como las enfermedades y hasta los piratas e invasores han accedido siempre a la isla por su litoral. El Camí de Cavalls era una ruta vital para la vigilancia costera pues unía las distintas atalayas de defensa y permitía reaccionar con rapidez en caso de emergencia. Hoy, recorrer los cerca de 200 kilómetros de estos caminos e impregnarse de los paisajes que atraviesan, constituye uno de los más bellos paseos que ofrece Menorca.

Un territorio a vigilar
La costa menorquina tiene un perímetro de casi 220 km. Es, pues, un litoral extenso y variado, excelente para el excursionista, que puede disfrutar de innumerables rincones de gran belleza, contemplar el mar sin prisas y saborear las playas. Pero esta costa no ha sido siempre tan bucólica. No hace tanto tiempo que muchos menorquines —en realidad la gran mayoría— vivían de espaldas al mar. Muchos de los que vivían en el interior casi no veían el mar en todo el año. La costa era un territorio hostil, donde el enemigo podía atacar en cualquier momento, un territorio que había que vigilar de manera esmerada, sobre todo durante la primavera y el verano, cuando eran más probables los ataques exteriores. Y es que el mar, para un isleño, era tanto el cordón umbilical que unía necesariamente la isla a las tierras continentales como la vía de llegada del enemigo, tanto el humano —piratas, invasores— como el natural —las temibles epidemias, como la peste.

Para la vigilancia del litoral se establecían atalayas temporales o permanentes en lugares elevados, que permitieran un buen dominio del horizonte. Pero era también preciso contar con un buen camino que uniera todos estos puntos y que permitiera acceder a cualquier lugar amenazado de la costa para repeler un ataque, para reprimir el contrabando, para rescatar los restos de un naufragio o, simplemente, para poder aprovechar los recursos que brindaba la costa. Nació así una de las rutas paisajísticas más importantes de Menorca, el Camí de Cavalls.

No están claros los orígenes del Camí de Cavalls. Quizás hay que buscarlos tras la conquista cristiana de la isla, en la época medieval. En todo caso, sabemos que en los siglos XVI y XVII, cuando la amenaza de ataques de corsarios berberiscos se repetía de manera alarmante, los pelotones de hombres armados recorrían la costa allí donde los torreros habían avistado naves sospechosas. Fuera como fuese, la primera referencia documental a un llamado Camí de Cavallers que bordea la isla es de 1683, aunque del mismo documento se intuye que era muy antiguo. A partir de este momento las referencias son más frecuentes, ya que la autoridad militar de la isla dio repetidamente órdenes para que los campesinos y los propietarios de las fincas por donde transitaba lo mantuvieran libre y con la señalización acostumbrada.

Para el ejército, desde el siglo XVIII el Camí de Cavalls constituía una ruta vital para la vigilancia costera. No se trataba, sin embargo, de un camino bien delimitado, entre paredes de piedra como es costumbre en Menorca, a pesar de tener estas características en algunos tramos. Más bien era un derecho de paso que a menudo variaba el recorrido en función de las tareas agrícolas o de otras necesidades de las fincas. Los militares dejaron de ordenar su señalización en el año 1961, pero ello no extinguió el derecho de paso.

A finales de la década de 1980 se inició un conflicto entre algunos propietarios que querían impedir el paso por sus tierras y los grupos de excursionistas y las autoridades insulares, que querían garantizar el derecho de uso. Este contencioso se prolongó durante muchos años, pero hoy su libre uso está garantizado y regulado por una ley autonómica aprobada en el año 2000, que define el Camí de Cavalls como "una realidad histórica y cultural del pueblo de Menorca".

Este itinerario no agota a las posibilidades del Camí de Cavalls, ni mucho menos. Más bien quiere ofrecer una selección de sus tramos más interesantes, pasando por los cuatro puntos cardinales de la isla.


  • Localidad

Maó, es Mercadal, Ciutadella, es Migjorn Gran, Sant Lluís

  • Duración

Cada itinerario, medio día aproximadamente. Se indican las distancias.

  • ¿Cómo llegar? google

Información transporte público Menorca:
- Autobuses Torres.
Tel.: 902 075 066.
www.e-torres.net

- Transporte Menorca, S.A.
Tel.: 971 360 475.
www.tmsa.es

- Autos Fornells.
Fornells: Tel.: 686 93 92 46 /
696 92 58 08.
Es Mercadal: Tel.: 971 154 390.
www.autosfornells.com

  • GPS

1: 39.997677,4.262838
2: 40.068778,4.088845
3: 40.052500,3.885098
4: 39.977369,3.833794
5: 39.932692,3.914792
6: 39.916978,4.034042
7: 39.863964,4.298573

  • Web Externas

Maó | es Mercadal | Ciutadella | es Migjorn gran | Sant Lluís

  • Imprescindible en la zona

Queso maonés. El queso maonés elaborado en Menorca disfruta de una Denominación de Origen (queso Mahón-Menorca). Se prepara con leche cuajada de vaca a baja temperatura, salado por inmersión y madurado según las costumbres de la isla.

Camí d'en Kane.
Camino impulsado por el gobernador británico Richard Kane. Unía el castillo de San Felipe con Ciutadella, y hoy es -entre Maó y es Mercadal- una excelente ruta paisajística.

  • Otras direcciones de interés

Información Turística Consell
de Menorca

Tel.: 971 363 790
www.menorca.org




PATRIMONI A LES ILLES BALEARS · Agència de Turisme de les Illes Balears (ATB), Conselleria de Turisme i Esports · Illes Balears Institut d'Estudis Balearics Illes Balears